GRANOS DE FORDYCE, ¿Qué es? ¿Tienen solución?

La piel, como cobertura externa, resulta ser muy importante, ya que es la parte visible de cualquiera de nosotros. Existen patrones considerados los deseables y normales, por la mayor parte de los individuos, y cuando estos patrones no se adaptan al modo particular de cada uno, puede generar mucha frustración, y alteraciones psicológicas asociadas a la autoestima y aceptación del cuerpo y los granos de fordyce son parte de ese problema.

Producto disponible en Amazon.es

Los denominados Granos de Fordyce o manchas de Fordyce, no son en realidad una patología, sino una variante normal de la piel.

Pero por salirse de los patrones considerados como “normales”, puede generar a quien posee esta característica, problemas.

¿Qué son los granos de Fordyce?

Los granos de Fordyce son pequeños puntos blanco – amarillentas, que pueden surgir en sitios específicos de la piel, como el borde de los labios, el interior de las mejillas, alrededor del pezón o en los genitales.

Estos problemas son más de aceptación de su cuerpo, y de autoestima, que problemas físicos o síntomas.

Se describe que puede haber prurito e irritación en la zona (no es lo más frecuente) y sangramiento leve durante las relaciones sexuales, cuando se ubican en los bordes del glande peneano o en los labios de los genitales externos femeninos.

Deben ser cuidadosamente manejados, fundamentalmente por el personal de salud, a la que estas personas suelen recurrir, y que deben asesorar adecuadamente a los pacientes

Aparecen de manera natural y no presentan consecuencias en apariencia para la salud, pero pueden generar problemas de tipo cosmético o estético y hasta psicológico, en quienes lo padecen.

Es una variante descrita desde hace muchos años, siendo el médico dermatólogo estadounidense John Addison Fordyce (1858-1925), quién lo describió por primera vez en una revista médica. Le dio también los términos de Enfermedad Fox Fordyce y lesión Fordyce tricuepitelioma.

No se ha sabido explicar con certeza, científicamente, porque se produce esta alteración a nivel de la piel de algunos individuos en particular, aunque pareciera encontrarse relacionado a factores hormonales, hábitos y factores psicológicos.

Causas de los granos Fordyce

Las causas de los granos de Fordyce, como ya se mencionó no se conocen con exactitud. Lo que se sabe, hasta ahora, es que estos granos se forman por glándulas sebáceas que se hipertrofian (aumentan de tamaño), básicamente porque el sebo que producen no logra salir por los conductos excretores, y se acumula, junto con sudor.

Existen en la piel, unas glándulas sudoríparas conocidas como apócrinas. Se forman en axilas, inglés y el área genital antes del nacimiento, pero empiezan a funcionar hasta la pubertad; se activan cuando se experimentan fuertes emociones, como coraje, miedo o excitación sexual. Cuando estas se obstruyen pueden contribuir en la génesis de esta alteración cutánea.

Relcionado: Granos en la frente

Los investigadores reconocen como posible factor detonante de las manchas de Fordyce, a alteraciones hormonales que afectan incluso al ciclo menstrual, aunque no se descartan cambios químicos del sudor por efecto de inestabilidad emocional.

Las glándulas sebáceas producen sebo regularmente. Este sebo sirve para lubricar los folículos pilosos, mientras que en el caso de las manchas Fordyce, donde no hay relación con el folículo piloso, el drenaje del sebo y sudor se bloquea y se forman pequeñas pápulas o protuberancias, que se llenan de estas sustancias.

Pueden surgir a cualquier edad, siendo más frecuentes en la pubertad debido a los cambios hormonales.

Por cada hombre que la padece hay 10 mujeres que sufren enfermedad de Fox Fordyce, o sea que es mucho más frecuente en mujeres que en hombres.

Las personas con altos niveles de lípidos en sangre, como el colesterol y los triglicéridos, tienden a tener el mayor número de manchas de Fordyce.

Pese a que no hay tratamiento de la enfermedad de Fox Fordyce, suelen prescribirse lociones o cremas con corticosteroides, a las cuales a veces se les adiciona un poco de mentol, para disminuir la inflamación de la piel y la cantidad de queratina que obstruye el drenaje de glándulas sebáceas y sudoríparas.

Algunos tratamientos contemplan el empleo de luz ultravioleta directamente en el área afectada, e incluso rayo láser, lo que es complementado con estrógenos, preferentemente a través de anticonceptivos orales.

Es igualmente importante destacar que la enfermedad puede seguir un curso prolongado, de varios años, siendo los granos de Fordyce en mujeres, los síntomas más agudos en el período premenstrual, pudiendo disminuir con el embarazo y desaparecer durante la menopausia.

Ciencia y Fordyce

Pese a que la ciencia continúa estudiando esta rara condición, los avances son poco alentadores. Cualquier alteración cutánea, debe hacernos acudir lo antes posible al dermatólogo, y seguir las indicaciones, para poder llevar una vida normal.

Podríamos preguntarnos: Los granos de Fordyce, ¿Por qué salen?: son glándulas sebáceas ectópicas (fuera de su lugar), en vez de encontrarse en la dermis donde no serían visibles, se hallan en la epidermis, y no siempre en relación con el folículo piloso, sino en otras áreas que no contienen pelo (pero generalmente muy cerca).

No tiene ninguna relación  con enfermedades infecto contagiosas, que es uno de los temores de quienes la padecen, o de las personas con las que se relacionan.

No tiene nada que ver con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el virus del herpes (herpes virus), enfermedades de transmisión sexual, verrugas genitales o con cáncer de piel o genitales.

Granos de Fordyce en los labios

Las manchas o granos de Fordyce en los labios, suelen desarrollarse a lo largo del borde, conocido como bermellón, aunque también pueden aparecer en el propio labio y en el interior de las mejillas.

En los genitales suelen aparecer en el cuerpo del pene o el escroto y los granos de fordyce en las mujeres en los labios vaginales. En algunas ocasiones, pueden sangrar si se lesionan durante el coito.

Las manchas de Fordyce son a menudo confundidas con pápulas perladas del pene, lo cual es otra condición dermatológica que tampoco esta asociado a una infección de transmisión sexual.

Los granos de Fordyce son prominentes, en grupos de 30-100 puntos o pápulas, pero también pueden estar de manera solitaria. Pueden ocurrir como resultado de un profundo estrés, ansiedad y otros problemas de salud que afectan la producción del sebo, por las glándulas sebáceas.

Cabe destacar que las pequeñas pápulas son duras y secas. Ellas toman el mismo color de la piel o discretamente más oscuras, muy cercanas unas a otras, por lo que dan el aspecto de placas y se denominan también placas de Fordyce.

Se debe distinguir de la funiculitis, creyéndose que son granos de fordyce inflamados. Esto último pudiera ocurrir raramente, por manipulación (exprimir) las pápulas y se sobreinfecta con gérmenes propios de la piel adyacente, o llevada por las manos.

La foliculitis que si es una patología, constituye una inflamación de los folículos del cabello, y se forman pústulas (llenas de secreción purulenta) que rodean por ejemplo, al vello púbico, ocasionando comezón y dolor, así como secreción de pus cuando se le exprime.

Los granos de Fordyce pueden desaparecer a medida que va aumentando la edad, pero podría darse el caso de que empeoren con la edad.

Otra pregunta que debemos responder es: los Granos de Fordyce ¿cómo quitarlos? Los granos de Fordyce no requieren tratamiento, pero por razones estéticas, algunas personas desean eliminarlos, y existen algunos métodos terapéuticos, como cremas, antibióticos o una cirugía láser. También se plantean algunos remedios caseros.

Tratamiento para granos de Fordyce

El tratamiento con láser se utiliza para reducir la apariencia de las protuberancias, y el uso de antibióticos como clindamicina reduce la inflamación. También se utilizan la electrodesecación y vaporización láser de CO2.

Otros tratamientos reportados incluyen isotreoina oral, ácido bicloroacético, terapia fotodinámica y cirugía de micropunción , que deben ser indicados y realizados por personal especializado.

Existen varios remedios caseros que han sido utilizados en el tratamiento de las manchas de Fordyce, entre estos se encuentran:

El aceite de coco o de árbol de té, la Curcuma en polvo mezclada con vinagre de manzana, baños de avena. Igual que con el acné se recomienda suplementos de Omega – 3, dieta de vegetales y verduras, aumento de consumo de agua y de vitaminas.

Con respecto a los alimentos ricos en Omega – 3, estos se encuentran los frutos secos y las semillas, incluida la linaza, el aceite de linaza, las semillas de chía y las nueces. También se encuentran en el pescado y en los aceites de pescado como el salmón, las sardinas, la caballa, el bacalao y el sábalo. Los aguacates también constituyen una excelente fuente de omega 3.

Se sugiere en líneas generales seguir las siguientes recomendaciones:

  • Si se detectan bultos anormales en el rostro, alrededor de los labios o en la zona genital, debe siempre consultar con un médico dermatólogo, para que éste realice un diagnóstico preciso y así determinar qué tipo de tratamiento se requerirá.

El dermatólogo puede requerir para el diagnóstico la realización de una biopsia, o sea, se tomará una muestra del tejido afectado, a través de una cirugía sencilla, para someterlo a estudio por un anatomo patólogo especializado.

  • La protección con condón, es fundamental al tener relaciones sexuales, a pesar de que las manchas de Fordyce no son enfermedades de trasmisión sexual, pero no excluye que existan infecciones asociadas de éste tipo.

Se buscan vikingos
I agree to have my personal information transfered to AWeber ( more information )
Si no quieres perderte ninguna entrada nuestra, por favor únete a los más de 2500 que somos ya.
Nada de SPAM, nada de cosas cristianas y nada que no sea relacionado a las barbas y la cultura VIKINGA

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of